Cuerpo, Entrenamiento

Éste es mi gym

¡¡Hola, equipo!!

Es enero y todos estamos con los nuevos propósitos roe que te roe en la cabeza. Uno de los más comunes es retomar el deporte o, si nunca lo hemos practicado, iniciarnos en este mundo que, háganme caso, engancha. Y mucho. Es por eso por lo que me he animado a redactar este post, que como sabéis escribo siempre en base a mi experiencia personal. ¿Cuáles son las claves para obtener esos resultados físicos (y psicológicos) que buscamos cuando nos apuntamos a un gimnasio? Pues solamente uno y muy simple: Poder decir ¡éste es mi gym!

Yo soy usuaria de gimnasio desde hace muchos años, me encanta el deporte. Pero reconozco que antes no llevaba una rutina de entrenamiento tan estricta o apasionante, según como se mire. Iba de forma intermitente (una semana todos los días y a la siguiente ninguno), a distintos horarios, a mil clases dirigidas distintas, sin tener claro cuál era mi objetivo y, por consiguiente, el único resultado que obtenía era la desmotivación total y absoluta.

Poco a poco he ido descubriendo el secreto que me ha llevado a mi cambio de vida y de cuerpo. Fue justo después de ser madre y coincidió con el cambio de trabajo de Ángel, mi pareja. Encontré mi centro deportivo ideal y luego vino todo: las ganas, la ilusión, las metas y, lo más importante, los resultados. Actualmente entreno en Synergym, una cadena de gimnasios que nació en la Costa del Sol y que tiene una amplia proyección a nivel nacional. Hoy tienen un total de diez gimnasios abiertos en Andalucía y Murcia. Yo voy al de Córdoba, claro.

Me gustó por ese pequeño gran detalle de que la zona de fuerza, pesas y entrenamiento funcional abre campo a las chicas, algo que parece una tontería pero que no se extiende a todos los gimnasios (he dicho). Allí me hicieron un estudio completo y me detallaron mis objetivos en base a mis condiciones y necesidades físicas. Más tonificación y menos cardio, en mi caso. Y vaya si vino el cambio, ¡hasta he descubierto que tengo abdominales bajo mi barrigota blandita de mamá treintañera!

Es por eso por lo que hoy me atrevo, siempre según mi propia experiencia, a hablaros de las claves para elegir bien vuestro gimnasio y por consiguiente cumplir con vuestros entrenos y obtener resultados a corto plazo.

Además de elegir bien la música para entrenar y de saber vestirnos adecuadamente para cada actividad deportiva (ambos temas serán tratados en sus respectivos post próximamente, si os parece), es clave:

  1. Que nuestro lugar de entrenamiento esté cerca de casa o a una distancia prudente para ir caminando (yo lo tengo a unos 20 minutos y me viene genial para ir calentando).
  2. Que cuente con el material necesario para conseguir vuestros objetivos, ya sea perder grasa o tonificar o ganar volumen. Más no siempre es mejor, por ejemplo ¿para qué quieres un gimnasio con piscina si no vas a nadar?
  3. Que tenga un ambiente motivador.
  4. Que la cuota sea asumible mes tras mes.
  5. Que el horario de clases dirigidas (si es que optas por ellas, yo por ejemplo soy una loca del Body Pump de Les Mills y no podría estar en un gimnasio sin este tipo de programas) se ajuste a tu disponibilidad y haya variedad; ya sabéis la clave es NO DESMOTIVARNOS.
  6. Que el personal sea profesional y esté cualificado. Esto es fácil de identificar, aquel entrenador/monitor que se preocupe por escucharnos principalmente y nos aconseje siempre poniendo nuestra salud por delante será top.
  7. Que cada entreno nos haga sacar una sonrisa.

Camiseta: Reebok Les Mills

Leggins: Oysho

Zapatillas: Reebok Crossfit

Espero que os haya servido de ayuda, y que vosotros no seáis de esas 3 de cada 10 personas que se apuntan al gimnasio después de Navidad abandonándolo en los 3 primeros meses.

¿Me contáis vuestra experiencia en el gimnasio? ¿Alguna clave importante que se me haya olvidado?

¡Millones de besos!

G.A.

Guardar

Guardar

Deja un comentario